El minimalismo es una tendencia cada vez más presente en nuestra vida cotidiana. En el mundo del diseño, la moda, la decoración... Menos es más, suele decirse. La búsqueda de lo simple, lo sencillo, está en la cresta de la ola. Y si buscamos la relación entre minimalismo i running, veremos que ésta también tiene sello propio.



El mundo de las zapatillas es altamente complejo. Mientras las marcas no paran de invertir en I+D+i, sale a la palestra una tendencia (cada vez más extendida) que aboga por la práctica de correr con lo mínimo en los pies. Ni bost, ni zoom, ni REVlite, ni Wave ni nada... Fuera acolchados, fuera todo aquello que separe el pie del suelo. Algo que, sin duda, supone un ahorro económico y que, según muchos de sus practicantes afirman, también un ahorro a nivel de lesiones. Ahora bien, si quieres iniciarte en este mundo del minimalismo y running, hay algunos consejos que deberías tener en cuenta:

Empieza de manera gradual

Si vas a empezar a practicar el minimalismo, no lo hagas a saco. Piensa que tus pies, piernas y todo tu cuerpo necesitarán una adaptación. Suma algún km más día a día y ve progresando también con los ritmos. Piensa que todas las sensaciones serán muy diferentes y casi deberás volver a "aprender a correr" de nuevo.

Vigila tu técnica

Una de las frases más escuchadas es que el minimalismo nos hace mejorar la técnica. ¡Meeeeeeeeec! Eso es un error. La técnica se puede ganar sin zapatillas o con zapatillas, y no llevarlas no es sinónimo de nada. De hecho, correr sin acolchados y con mala técnica sólo hará que aumentar tu riesgo de sufrir lesiones.

Mira por dónde pisas

Lo que hasta ahora parecía una tontería ha dejado de serlo. El suelo que pisas impactará directamente contra tu pie, así que piensa bien por dónde irás a correr antes de encontrarte en según qué sitio y acabar rezando por unas zapas... A medida que vayas progresando, serás capaz de correr por sitios más complicados, pero no te pases en tus inicios o será demasiado tarde.

Elige bien tu "calzado"

¿Calzado y minimalismo? Sí, sí. Hay muchos grados de minimalismo y, también en esto, es importante que hagas una buena transición. No pases de unas zapas de drop 12 a ir descalzo o el revés será importante. Cuánto más gradual sea todo, mucho mejor. Ve bajando de drop hasta encontrarte con unas zapas 0 drop que te permitan dar el salto definitivo.

Déjate aconsejar un podólogo deportivo

Si quieres hacer bien las cosas, pasa de modas y de todo lo que te gustaría hacer o probar y déjate aconsejar por un buen podólogo deportivo. Ellos pueden hacerte un estudio personalizado y ayudarte en esta transición o, si fuera el caso, desaconsejártelo por el motivo que sea. No corras riesgos innecesarios y pide cita cuanto antes.

73,52 ms