A falta de horas para entrar de pleno en verano, poco a poco, parece que el termómetro va subiendo dificultando cada día más nuestros entrenamientos. Ahora que los días son largos y se amplían las horas de luz para poder disfrutar corriendo, la canícula empieza a hacer de las suyas. ¡Pero correr con calor es posible! Por eso, antes que el mazo nos dé fuerte de verdad, queremos darte algunos consejos para no tener que parar en verano.


Ropa para correr con calor


Si vas a correr con calor, lo primero que debes hacer es vestirte para la ocasión. Quédate con lo básico para afrontar tus entrenamientos. Un pantalón ligero, una camiseta de tirantes, unos calcetines no demasiado gruesos... Si es posible, busca ropa de calidad, que permita evaporar bien el calor de tu cuerpo y no retenga el sudor. Piensa en colores claros, que no absorban la luz.


También te aconsejamos afrontar tus salidas con más de una prenda. Si te tocan series, puedes ir con más de una camiseta y cambiarla a medio entreno. Después recuerda lavar tu ropa con programas delicados y sin suavizante o corres el riesgo de que tu ropa pierda sus cualidades.

Hora

Una de las mejores fórmulas de evitar el calor extremo es salir a entrenar en horas de poco sol. Cuesta pegarse un madrugón, pero es una muy buena manera de empezar el día. Y si por la mañana no se puede... Siempre queda el atardecer o la noche.

Agua

Tomar agua pasa de nivel. Si en invierno es importante, en verano es fundamental. Estar bien hidratados ya no sólo es básico para afrontar nuestros entrenamientos, sino que no beber el agua suficiente puede tener consecuencias graves.


Toma agua a pequeños sorbos de manera periódica intentando no tener la sensación de sed ni la boca seca en ningún momento. Puedes tomar agua del tiempo o fría, aunque en este caso deberás consumirla poco a poco.


Otra buena opción es añadir sales minerales al agua para contrarrestar la pérdida de sales con el sudor.

Alimentación para correr con calor

En verano suele pasar que perdemos apetito. Pero si vamos a correr con calor no podemos descuidarnos de tener una alimentación correcta. Comiendo lechuga será difícil que puedas rendir... Intenta comer ensaladas de pasta, de lentejas, de patata... Y no te olvides de tu dosis de proteína

Duración

La duración de tus entrenamientos puede tener que sufrir algunos cambios. Ten en cuenta que tu cuerpo subirá mucho antes de temperatura y es muy posible que la sensación de cansancio llegue antes. Ahora bien, si cumplimos con el resto de consejos y conocemos bien nuestro cuerpo seremos capaces de mantener unas rutinas muy parecidas (o iguales) a las de los meses invernales.

Intensidad para correr con calor

El binomio duración-intensidad es la clave de todo. En verano suele ser buen momento para centrarnos en entrenamientos algo más explosivos. Que requieran mayor esfuerzo, pero durante poco tiempo. Esto nos permitirá ir tomando agua entre series y no agobiarnos demasiado con series largas que parece que no acaban nunca. Trata de equilibrar la balanza en ese binomio y no dejes de correr!

67,96 ms